Frente a una legislatura totalmente vallada, distintos gremios docentes porteños se manifestaron en unidad, contra lo que ellos llaman un “presupuesto de ajuste a la educación”, en el marco de un plan de lucha que incluyó un paro de actividades docentes en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires durante la jornada de este jueves.

La movilización unificó a los sindicatos de docentes privados (Sadop), con los docentes de escuelas públicas (UTE y Ademys), y a su vez la convocatoria confluyó también con el reclamo que hace varias semanas mantienen los médicos de la Asamblea de Médicos Residentes y Concurrentes, quienes a su vez vienen exigiendo su reconocimiento como profesionales y un aumento salarial.

Este medio habló con la secretaria de prensa de Ademys, Marisabel Grau, quién expresó que la movilización fue “muy importante, muy masiva, hicimos un acto con organizaciones sociales”

Ademys convocó a esta medida de fuerza como continuidad del plan de lucha que hace semanas realizan “contra el ajuste a la educación, contra la persecución a la docencia porteña”, remarcó Grau

Finalmente, el Presupuesto 2023 que presentó el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fue aprobado esta tarde. Grau señaló al respecto que el “presupuesto en la ciudad recorta la inversión en educación y la inversión en salud, algo que viene acentuándose año a año. Por eso concentramos junto también a los trabajadores de la salud que vienen desde hace semanas planteándole al gobierno la necesidad de la recomposición salarial, al igual que la docencia, la necesidad de mayor inversión en el área.”

Asimismo el gremio de los docentes privados, Sadop, mediante un mensaje a este medio, destacó que “desde que el macrismo gobierna la ciudad, la caída del presupuesto para la educación es de 10,8%”.

El secretario gremial de Sadop Capital, Fidel Aguilar, denunció en el acto de hoy la discriminación de la mitad de los y las trabadores de gestión privada que unilateralmente la Ministra de Educación expulsó de la mesa de condiciones salariales, y dijo también que: “En esta ciudad, lo que no para, es la persecución»

Por su parte, UTE-CTERA, informó a este medio que movilizó para exigir “más presupuesto para educación, una ley de paritarias, una ley de financiamiento educativo, y una urgente convocatoria a la Mesa Salarial y de Condiciones Laborales”.

También sumaron al reclamo las siguientes exigencias:

-El fin del hostigamiento y persecución a la comunidad educativa.

-La Titularización de todxs lxs interinxs y contratadxs

-Más escuelas, vacantes, cargos docentes y alimentación digna.

-No al Vaciamiento de la OBSBA. NO AL MIA. Nuestra salud es un derecho

-La jornada laboral docente de lunes a viernes

-En defensa de las EMI y las Capacitaciones en Servicio

 

Fuente: Atalaya Sur-Proyecto Comunidad

 

Hacer Comentario