La intendenta del municipio bonaerense Presidente Perón, Blanca Cantero, dialogó con FM La Patriada mientras se acerca la ejecución de la orden de desalojo del predio ocupado en la localidad de Guernica por unas 2.500 familias, previsto para el próximo primero de octubre.

Al respecto, la intendenta subrayó la necesidad de intentar que el desalojo de la toma de tierras en la localidad de Guernica, partido de Presidente Perón, “transcurra en paz”.

“Dentro de la toma hay muchas realidades. Una de las realidades es que ayer, un día lluvioso, no había casi gente”, mientras otra realidad es de los que están, algunos no permiten el acercamiento de funcionarios, aseguró.

“Entonces, les están impidiendo al mismo Estado poder enterarse mano a mano cuál es problema y cuál es el abordaje que puede hacer el Estado en este momento. Porque hay una decisión de la justicia que es el desalojo y el Estado está tratando de ayudar. Pero si no te dejan que los ayudes, se complica un poco el tema”, prosiguió.

“Hay gente que está ahí adentro, que son los organizadores, que políticamente no les conviene, políticamente ellos solamente quieren la tierra”, subrayó Cantero.

En ese sentido, también enfatizó el hecho de que “hay dueños que reclaman y una fecha de desalojo. No queremos que sea un desalojo violento, el Estado se quiere hacer cargo”.

“El Estado se puede hacer cargo hoy con políticas momentáneas y a futuro puede trabajar en el tema. Pero no es ‘porque yo entré ahí y digo no tengo casa, es lo que yo digo y no otra cosa'”, dijo la intendenta.

La toma se desarrolla en un predio de unas 100 hectáreas que fue ocupado por unas 2.500 familias desde hace unos dos meses y una Mesa de Articulación lleva diez días trabajando para lograr que el desalojo se realice en forma pacífica.

 

       Las peculiaridades de la toma

Según Blanca Cantero, “ayer fueron casi 200 personas del ministerio de Desarrollo Social que no pudieron cumplir con su cometido” y no pudieron dialogar con las organizaciones que, según dijo, se encuentran en el lugar y que forman parte de sectores del arco político de la izquierda.

La intendenta de Presidente Perón subrayó asimismo, que, así como durante el día se ve un montón de gente en el predio ocupado, a la noche “ya no está esa gente, sea de acá o no sea de acá”.

“Si vos estás realmente en la calle, estás ahí. Por eso hay que hablar uno por uno”, continuó.

“Claro que es difícil comprenderlo para el que no vive acá. La verdad es que es difícil comprenderlo para el que no está todos los días en ese lugar y ve cuál es la realidad”.

“Justamente, debe haber gente que tiene alguna necesidad imperiosa, entonces hay que poder llegar a esas personas, poder hablar, poder ver cuál la manera en la que vos le podés solucionar momentáneamente el problema”, insistió.

“Lo que queremos es que antes del cumplir desalojo tengamos la posibilidad de hablar y los problemas en serio que puedan tener algunas personas, solucionarlos”, aseveró.

También la intendenta de Presidente Perón subrayó el hecho de que el déficit habitacional es un problema complejo y que ella está dispuesta a abordarlo.

Pero, remarcó, “pero yo no le puedo decir al chico, que a lo mejor está viviendo en la casa del padre, andá y tomá un terreno, no importa si tiene dueño, y está todo bien. Es ilegal y no se puede hacer”.

“Hay que trabajar en lo que está pasando ahora. Hoy no le podés dar una solución definitiva diciéndole quedate ahí, no importa el dueño, que se joda”, completó.

Fuente: Salvemos Kamchatka – FM La Patriada. 

Hacer Comentario