Mariano Recalde, presente en la Facultad de Derecho de la UBA, donde se realizó en segundo debate presidencial, consideró que la discusión entre candidatos «no tuvo la sorpresa, el entusiasmo, la novedad» del domingo pasado, pero, a juicio del político, quedó claro «que hay dos modelos de país, sacando de lado los extremos».

«Otra cosa que vi es que todos los trataban como presidente a Alberto Fernández. Al próximo ex presidente, Mauricio Macri, lo vi hablándole a los propios, a ese núcleo duro que tal vez se movilizó al Obelisco y que forma parte de esa minoría que lo acompañó en las últimas elecciones», prosiguió Recalde.

En cuanto al candidato del Frente de Todxs, el candidato a senador dijo que lo vio «más relajado que en el primer debate presidencial, sólido en las posiciones, firme en cuanto a no dejarse correr con temas que supuestamente eran muy picantes».

En ese sentido, dio el ejemplo de la corrupción y sostuvo que ése, en realidad, «es un punto débil del macrismo, no tenemos que comernos el verso» de que es un tema tabú para el espacio que conforman el kirchnerismo y el peronismo.

Al ser consultado, además, sobre una de las declaraciones más fuertes de Alberto F. en el debate, sobre que Mauricio Macri había «uberizado la economía», en alusión a la precarización expansiva en el ámbito laboral que promovió el gobierno de Cambiemos, Recalde estimó que se trata de la «degradación de las condiciones de trabajo de millones de argentinos».

«Macri dijo ‘creamos un millón y medio de puestos de trabajo’. Mentira, lo que hicieron fue transformar un millón y medio de puestos de trabajo formales en monotributo o formas precarias de contratación, sin derechos, sin indemnizaciones, sin obra social, sin vacaciones, sin aguinaldo», precisó Recalde, también abogado laboralista.

Fuente. FM La Patriada

Hacer Comentario