Luego de la presentación de una carta abierta ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por parte de Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel, respecto a la grave situación que atraviesa el barrio 31, donde no solamente, crecieron exponencialmente la cantidad de infectados por coronavirus, sino que además, hace días que están sin agua. Algo que afecta a aproximadamente a 60 mil vecinos y vecinas.

Hasta la fecha, y luego de los reiterados reclamos de diferentes sectores, tanto de organizaciones de Derechos Humanos, como de distintos medios de comunicación y la presencia del Ministerio de salud nacional, el gobierno encabezado por Horacio Rodriguez Larreta aumentó los testeos, y  fueron confirmados 237 casos de Covid 19 en la villa 31 y 31 Bis.

Por otra parte, el problema de la falta de agua se suma y agrava la situación. Al respecto, Graciela Duarte, promotora de salud del movimiento popular la dignidad en la Villa 31, sostuvo que el primer contagio se produjo porque “estuvimos 9 o 10 días sin agua y fue muy difícil mantener el aseo de cada vecino con el tema de lavarse las manos, o lavar los alimentos”, expresó.

La trabajadora de salud detalló además que, si bien, hoy tienen agua en el barrio, tiene muy poca presión, al menos sirve para higienizarse, y sin embargo el virus sigue propagándose”.

La falta de agua antes, y en tiempos de cuarentena, no es solo un flagelo que afecta a una parte de a ciudad como la villa 31, sino que afecta a diferentes barrios vulnerados de la ciudad de Buenos Aires, como es el caso de la villa 20 de Lugano.

Graciela, integrante de Proyecto Comunidad y coordinadora del Merendero en el barrio, sostuvo que como en todos los barrios populares, la situación se va agravando. “No es lo mismo una cuarentena en Barrio Norte que en la villa. El hacinamiento, la falta de trabajo, se suma al deterioro que ya venimos sufriendo como producto de cuatro años de macrismo”, señaló la referente del barrio.

La situación es muy grave desde todo punto de vista, ya que la condición de informalidad de los trabajadores del barrio hace que no puedan sostenerse económicamente, los inquilinos no pueden ponerse al día con el alquiler y mucho menos, satisfacer sus demandas básicas de alimentación.

El último censo del Instituto de la Vivienda de la Ciudad arrojó la cifra de 9 mil familias viviendo en la villa 20. Y actualmente, el gobierno de la ciudad sólo está asistiendo al barrio con 3 mil cajas de alimento que contiene 20 productos.

“Jamás nos sentimos tan abandonados, los comedores no dan abasto, y es muy difícil decirle al vecino que no está en la lista para recibir alimentos”. “Como referentes del barrio nos cuesta decirle al vecino que ni siquiera el Estado los puede ayudar”, concluyó la responsable del merendero de Proyecto Comunidad en Villa 20.

Fuente: Informe especial de Miranda Carrete,  en el programa Lucho y Vuelve Repatriado, emitido por FM La Patriada

Que te pareció esta noticia? 0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Registrate o ingresá para votar!
Cargando…

Artículos Relacionados

Hacer Comentario