El presidente Mauricio Macri tuvo que dar marcha atrás en su decisión sobre la movilidad de los feriados del 24 de marzo y 2 de abril, a partir del rechazo que la medida causó en toda la sociedad. Tal había sido la polémica que los intendentes del Grupo Fénix decidieron emitir sus propios decretos para dictar la inamovilidad de esas conmemoracione

Los jefes comunales celebraron el cambio de posición del Gobierno y ratificaron su decisión de mantener las medidas a nivel municipal, dado que el decreto presidencial nuevo aún no fue emitido. La continuidad de la propuesta fue confirmada por el mismo impulsor, Ariel Sujarchuk, que además aseveró contar el respaldo de legisladores bonaerenses y nacionales.

“No estamos de acuerdo con estas medidas, esos días tienen que ver con el sentimiento muy profundo de soberanía nacional, de la lucha por los derechos humanos”, explicó en declaraciones radiales Sujarchuk. Y agregó que, con el DNU, el Presidente “excede sus facultades por la manera que lo hace y se atribuye la posibilidad de modificar conquistas ganadas por los argentinos en los años de democracia”.

Sobre la posterior marcha atrás, el intendente indicó: “Tiene como vocación banalizar las fechas y desviar la vista de los problemas serios que tiene la Argentina en estos momentos, como la pérdida macroeconómica”.

Fuente. Politica Argentina

 

Hacer Comentario