El Indice Hecho en Argentina, nuevo indicador elaborado por la Universidad de Quilmes, tuvo la caída más fuerte en doce años. En los primeros nueve meses de este año, descendió 8,3 por ciento en relación con igual período de 2015.

Las estimaciones del equipo coordinado por el economista German Herrera Bartis de la UNQ no solo son indicativas de la capacidad de consumo de la población sino que ofrecen una evaluación del contexto productivo ya que, en promedio, el 85 por ciento de la producción manufacturera se destina al mercado doméstico. En ese sentido, el primer informe del IHA advierte que “la producción industrial nacional enfrenta una situación crítica en la que se conjugan dos elementos negativos: por un lado, la fuerte contracción en la capacidad de consumo de la población en un año en que los salarios y las jubilaciones quedaron relegados en relación a la evolución de la inflación y, a la vez, la creciente participación de los bienes importados en el mercado doméstico”.

Hacer Comentario