El poeta y director de cine, César González, alias Camilo Blajakis, relató sus años en la cárcel y cómo encontró su profesión en el arte:

“Creo que siempre es importante reflexionar sobre el conflicto entre la obra y la vida, el eterno conflicto que atraviesa la historia del arte”, expresó.

Fue durante una entrevista en FM La Patriada, donde el artista contó sobre sus inicios, y su consolidación en el arte, desde la cárcel.

“Es todo un dilema, pero no es que reniego. Al contrario, siempre es importante reflexionar sobre el conflicto entre la vida y la obra, el eterno conflicto que atraviesa la historia del arte y el pensamiento”, aseguró.

Sobre su historia personal en el camino del arte comentó: “En tres semanas cumplo 30 años, soy oriundo y vivo actualmente en el barrio Carlos Gardel, en el Palomar. Soy del verdadero conourbano, porque muchos se pegan el cartel de “soy del conourbano”, pero San Isidro también es conourbano”, señaló.

Y remarcó: “Yo vivo en una villa, dentro del conourbano”

Gonzalez contó además, que se van a cumplir nueve años de haber estado preso. “Fue en el 2010, y estuve 5 años adentro. Estuve en el Instituto Agote, el Belgrano, el Roca, en el penal de Ezeiza, y un poco también en el de Marcos Paz, y de ahí salí en libertad condicional”, señaló.

Indicó que en estos nueve años lleva publicado algunos libros y algunas películas.

Al ser consultado sobre la influencia que tuvo en el el hecho de haber recibido varios libros durante su encierro manifestó; “Yo creo que hubiera sido un numero más, creo que iba a pasar a engordar una lista que no para de engordarse. Si bien, no fue lo fundamental los libros creo yo, si bien fueron importante y una base sólida”, expresó.

“Lo principal fue otra cosa, algo que no tuvo que ver con cuestiones tan materiales, sino que tuvo que ver con otra cosa. Tuvo que ver algo con la voluntad”, indicó.

Manifestó además que “Este tema es para charlarlo, porque se suele confundir rápidamente con el merito, con las teorías de la supervivencia del más apto, del que más compita. Yo no estoy de acuerdo con eso. Sobre todo ahora que está de moda ser de derecha”.

Y remarcó: “Así como en su momento estuvo de moda ser progre. Yo tengo una imagen como que, en algún momento, el viento de época era otro, y uno rápidamente puede enmarcar mi historia en eso no?. En el discurso de”el que quiere puede”, y todo gracias al  esfuerzo individual”.

“Sin embargo no es así, si no fuera por esos otros y esas otras que creyeran en mi, profesores, y toda la gente que me apoyó, que me ayudó a terminar la escuela, la facultad cuando yo era nadie, un pibito de 19, 20 años. Y los mismos chicos que estaban presos conmigo, apoyándome, alentándome”, expresó González.

Haciendo un raconto por el camino recorrido señaló que: “Rué muy duro, ahora en la distancia es todo más fácil. Pero si hago una pequeña vuelta por mi pasado, en ese momento me encontré con mucha desconfianza, y con una desconfianza bastante perversa”, manifestó.

 

Programa Big Bang

 

Hacer Comentario