La abogada de Rafael Vázquez Rivera habló con FM La Patriada sobre la denuncia que realizaron contra el presidente Donald Trump y el gobierno de Estados Unidos ante el fallecimiento por coronavirus de la madre y la tía del ciudadano guatemalteco nacionalizado argentino.

Para Camila Iácono, se trata de “un delito que tiene la particularidad, por ser de lesa humanidad, que tiene que ver con el principio de universalidad. O sea en este caso trasciende las fronteras este tipo de delito, entonces nuestra justicia puede ser competente”.

Rafael Vázquez Rivera reside actualmente en Tucumán y, en octubre del año pasado, viajó a Estados Unidos para ver a su madre y a su tía, de acuerdo con el relato de la abogada.

Según el ciudadano guatemalteco nacionalizado argentino, que pasó unos meses en Estados Unidos, “no se hablaba de la gravedad de la enfermedad” ni de las medidas de prevención, mientras seguían las reuniones sociales.

“Él tuvo que viajar el 15 de marzo a Argentina y hasta el momento no se había tomado ningún tipo de medidas”, contó Camila Iácono. 

“Cuando él estaba yendo al aeropuerto, ya su tía estaba enferma y no lo pudo acompañar. Al llegar a Buenos Aires se empezó a sentir mal, se enfermó y lo atendieron perfectamente bien en el hospital militar en Merlo y ahí mismo se enteró que la mamá falleció”, prosiguió la abogada, quien añadió que Rafael Vázquez Rivera también se comprometió con la donación del plasma.

“Lo que se cometió acá para el pueblo estadounidense en sí es un genocidio por omisión, y en lo que respecta a Rafael es un homicidio por omisión de la madre y su tía, y para él son lesiones gravísimas por omisión. Todo ello en el marco del genocidio”, aseveró.

En ese sentido, precisó que se trata de un caso particular de genocidio que se comete por omisión.

“Estamos reprochando la conducta omisiva del presidente (de Estados Unidos), de no hacer lo debido y que, haberlo hecho, no hubiese pasado lo que pasó, de cobrarse tantas vidas”, dijo.

“Tenemos la expectativa de que se investigue y se juzgue a estas personas, esto debe sentar un precedente para que no se repita”, prosiguió y añadió que la pena que correspondería sería la de cadena perpetua.

Fuente: Salvemos Kamchatka – FM La Patriada.

Hacer Comentario