En la víspera del retorno a las clases presenciales, a partir de mañana, en la Ciudad de Buenos Aires, y la insistencia de los gremios docentes en denunciar que no están garantizadas las medidas de seguridad para evitar la expansión de contagios de coronavirus, el maestro y delegado docente de la escuela 11 de Bajo Flores, Emmanuel Farina, manifestó su inquietud a FM La Patriada.

“Estamos preparados para un montón de situaciones que sabemos que van a pasar, porque yo no sé cómo van a hacer las familias para organizarse, cómo van a hacer los chicos y chicas que entren solos”, manifestó.

También Farina destacó que su escuela, que es de jornada simple, cuenta con un sólo termómetro para tomarle la temperatura a chicos y chicas, y a todos los trabajadores y trabajadoras que van a ingresar al establecimiento. 

“A eso hay que escalonarlo, porque si no, imaginate, 300 personas esperando a que le tomen la temperatura; así vamos a terminar de entrar a las 10 de la mañana”, prosiguió.

Asimismo, el maestro remarcó el hecho de que el termómetro de la Escuela 11 del Bajo Flores “no marca más de 33 grados”.

“Yo creo que mañana va a haber una gran confusión y está, como siempre, el esfuerzo de cada docente explicándole a las familias”, afirmó.

Fuente: A la 1, a las 2 y a las 3 – FM La Patriada. 

Hacer Comentario