Desde FM La Patriada hablamos con Diana Maffía, rectora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, sobre la denuncia al actor Juan Darthés por violación.  “Lo que hizo Juan Darthés fue un abuso de poder criminal, en este caso excesivo, es un delito penal gravísimo. No es un enfermo, es un sano hijo del patriarcado. El patriarcado se va a caer”.

Es el resultado de, como suele ocurrir con estas cosas que se hace muy visible algo que viene gestándose desde hace bastante tiempo atrás. Sobre todo en las redes sociales. Este colectivo de actrices ya se comprometió con la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito, y lo que hizo fue transformar su visibilidad pública en algo a favor de los derechos de las mujeres. Me pareció un compromiso muy importante.

En este caso, no solamente es tremendo el relato de Thelma, sino lo que ustedes mencionaban también, me parece lo más increíble, la cantidad de relatos similares que disparó, la enorme cantidad de experiencias, y cómo animó, siendo personas tan públicas y habiendo sido tan explícito el relato, tan descarnado, tan conmovedor, como animó a miles de mujeres a contarlo después de decenas de años, esto es algo que también nos hace pensar en la relación entre las mujeres y la justicia. Algo que en el lugar donde trabajo, el Observatorio de Género de la Justicia, permanentemente vemos que son las barreras para acceder, no solo a los tribunales, sino a formas de establecimiento de justicia, cualquier forma de compensación cuando alguien sufre la vulneración de un derecho. Y lo que vemos es que no hay confianza en la justicia, no es el lugar donde se denuncia.

El teléfono 137 es un teléfono que tiene el programa Las Victimas contra las Violencias de la Ciudad. Es un teléfono al que puede llamar la propia víctima o cualquier otra persona que esté viendo una situación de violencia, y un equipo interdisciplinario se dirige inmediatamente al lugar en la ciudad de Buenos Aires y acompaña a la víctima a lo que quiera hacer, que puede ser una denuncia o lo que sea pero se dirigen al lugar.

Lo que señala la estadística es que solo hay un 5% de denuncia. Es decir, las mujeres que sufren violencia sexual, que es uno de los casos más extremos de violencia, y esta tan extendida, y es tan amenazante para una mujer hacerla pública y quedar como problemática frente a sus empleadores, en el caso de acoso laboral, o frente a sus profesores en el caso de que sea una situación académica, frente a los contratadores, productores y directores en el ámbito del arte. Es decir, que todos estos ámbitos que están llenos de privilegios patriarcales tienen como parte de sus privilegios disponer de los cuerpos de las mujeres. Y cuando las mujeres se quejan de estas situaciones quedan excluidas de las oportunidades, como problemáticas, como histéricas, como que no se les cree, estigmatizadas, etc.,

Y si recurren a la justicia es tremendo lo que ocurre; basta ver el caso de Lucia Pérez, pensar que alguien puede ser torturada, violada y asesinada y sin embargo, que quede impune la situación, o sea que con este ejemplo, con este fallo, donde nos enteramos de la vida sexual de Lucia Pérez con todo detalle y no hay una línea sobre el agresor, bueno con este fallo ya sabemos lo que nos espera a las mujeres en el ámbito judicial.

Esta puesta de las actrices, es verdaderamente una puesta en público de que hay una necesidad enorme de que la justicia se extienda a las vidas y a los cuerpos de las mujeres y hay una impunidad construida estructuralmente por parte de un sistema que privilegia a los varones.

Esto que ocurrió realmente es muy conmovedor y yo creo que va a traer muchas consecuencias

Programa Maldita Suerte

Hacer Comentario