La socióloga e integrante del Nuevo Perú, Anahí Durand, señaló que “ha habido una serie de maniobras dilatorias en una estrategia claramente golpista de Keiko Fujimori” para demorar la proclamación del nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo.

“No se había visto este desacato de montar un escenario de fraude donde no lo ha habido”, mencionó sobre las impugnaciones que presentó la excandidata fujimorista “cuestionando votos en las zonas rurales”.

Sobre ese punto, indicó que el “Jurado Nacional de Elecciones ya resolvió la mayoría de las impugnaciones” y se espera que “la siguiente semana haya un presidente proclamado”. 

“La sociedad está indignada”, manifestó y contó que ayer se realizó una jornada de protestas en el marco del día del maestro, para “que se lleve a cabo el acto de la proclamación” de Castillo.

A su vez, explicó que el escenario que se ha instalado como resultado de estas elecciones en Perú, demuestran que la ultraderecha “queda muy empoderada”.

La socióloga manifestó que hay una “división de la derecha”. Por un lado, “el sector que respalda a Keiko, el fujimorismo” que está “más debilitado” debido al “escándalo” de los audios de Vladimiro Montesinos”, quien fue exasesor de Alberto Fujimori, afirmó Durand. Por otro lado, “el sector más empoderado liderado por López Aliaga, un religioso del Opus Dei que tiene una línea anticomunismo, de evitar la proclamación y de plantear escenarios de vacancia”.

 

Hacia una reforma constitucional

Respecto a la conformación del parlamento peruano, explicó que el presidente electo “no tiene la mayoría” y resaltó que hay “una crisis de régimen” en el país. “En este escenario y con este nuevo proceso ojalá se pueda poner el tema constituyente en discusión con más seriedad”, continuó.

En la misma línea, aseveró que es necesario un trabajo “entre los sectores democráticos” e incluso “dentro del parlamento”, y enfatizó que el desafío está dirigido en “consolidar un gabinete que pueda llevar a cabo las reformas”. 

La reforma constitucional ya no puede postergarse más. El marco institucional que impuso el fujimorismo se está cayendo y arrastrando a las instituciones y a la población en su proceso”, concluyó.

 

Fuente: Todos En Cuero – FM La Patriada

Hacer Comentario