Desde el móvil de FM La Patriada en el Hospital Durand, el enfermero Gastón Kalniker, habló de la situación que tuvieron que atravesar los camilleros: “Hubo un contagio de un camillero y se aisló el plantel de la mañana”. Aseguró que el infectólogo les pidió que se aíslen para prevenir la propagación del virus.

Con relación a lo ocurrido, los camilleros fueron obligados a “hacer un descargo administrativo” por medio de una nota donde se les indagó por qué permanecieron juntos. Kalniker comentó que los trabajadores compartían el espacio físico de trabajo y almuerzo, por tanto denunció aprietes y amenazas “con descuentos” del sueldo por no asistir al trabajo y manifestó que se sienten presionados. 

Asimismo, detalló que la ocupación de camas de terapia intensiva en el Hospital Durand está completa y explicó que “cuando se vacía una cama es porque alguien fallece”. Sobre ese punto, comentó que pocas personas salen recuperadas y afirmó que “el target de edad es de entre 30 y 50 años”.  En la misma línea, pidió que la gente cumpla las medidas sanitarias y no salga de la casa.

En ese sentido, reclamó que el Gobierno de la Ciudad invierta en salud y en personal y aclaró que no se agregaron camas en el hospital.

Falta personal, médicos y enfermeros, siempre se mantiene al límite”, dijo, y añadió que los camilleros son “un recurso escaso” que “no siempre está preparado”.

 

Fuente: Todos En Cuero – FM La Patriada

Hacer Comentario