Brian Terceros es uno de los cinco alumnos que conforman el equipo ganador de la Escuela Media Técnica de la Universidad de Buenos Aires por sus conocimientos en Física. Viajará al 25° Torneo Internacional de Física del Instituto Weizmann, en Israel. Todo comenzó en los talleres de robótica que Atalaya Sur brindó en Villa 20.
El interés de Brian por las Ciencias Exactas fue puesto de manifiesto cuando participó de los talleres de robótica del Proyecto Atalaya Sur, en el año 2015, en villa 20, Lugano. Una iniciativa de la organización Proyecto Comunidad.
Su madre, Graciela Rearte, es emprendedora de la Red de Microcréditos, otro de los espacios de la plataforma Proyecto Comunidad, y fue quien acercó a Brian a los talleres.
Graciela asistía a las reuniones de formación en Panadería y Pasteleria, y en sus ratos libres ayudaba en el espacio de apoyo escolar que funciona en el local. Los mismos chicos y chicas del barrio que recibían apoyo, eran quienes asistían al taller de robótica. Brian era uno de ellos.
Con las herramientas brindadas en el taller aprendieron  a armar sus primeras piezas que iban desde juegos, hasta drones e impresoras 3D. Al siguiente año, con esos conocimientos adquiridos, Brian decidió  que quería empezar la escuela secundaria en una que tuviera orientación en robótica.
Fue entonces cuando la madre lo inscribió en la Escuela Media Técnica de la Universidad de Buenos Aires con sede en Villa Lugano, a la espera del sorteo para el ingreso. El azar lo acompañó, y Brian fue uno de los primeros.
Hoy cursa el cuarto año de la secundaria y varios reconocimientos en su haber. Como el viaje que va a realizar junto a su equipo de compañeros el próximo año a Israel, como representantes de la Argentina en el 25° Torneo Internacional de Física del Instituto Weizmann.
No fue fácil  el camino a Tel Aviv. La consagración de Brian y su equipo compuesto por Jazmín Casbarian, Sofía D’Ecclesiis, Rut Mamani y Luciano Sejas,  llegó luego de haber competido con cuatro escuelas secundarias más: la Escuela Israelita General San Martín (Córdoba), Instituto Industrial Luis A Huergo (San Telmo), la Escuela Tarbut (Belgrano), y la Escuela Madre Teresa (Virreyes).
El desafío consistió en intentar abrir las cajas fuertes de los demás equipos competidores con sus conocimientos en Física. El equipo de Brian abrió dos de las cajas fuertes, y además evitaron que los demás pudieran develar y abrir la de ellos gracias a la seguridad brindada por la aplicación de principios físicos utilizados como el efecto estroboscópico, los fenómenos ópticos, el electromagnetismo y capacitores.

Brian Terceros.

Taller de Robótica Aplicada –

Atalaya Sur – 2015

 

 

 

 

Hacer Comentario