En un diálogo con Salvemos Kamchatka, el profesor Danilo Martuscelli, residente en Santa Catalina, habló sobre la situación política en Brasil en el contexto del coronavirus y lamentó el estado actual  del movimiento progresista de ese país.

Aunque en las últimas horas el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, cambió su discurso sobre la crisis sanitaria en el país por las presiones de la población, algunos gobernadores de su mismo partido, asociaciones científicas y el propio ministro de la Salud, para Danilo Martuscelli «Bolsonaro intenta hacer el mismo movimiento de (Donald) Trump».

«En Brasil hay una combinación entre una crisis política y una crisis sanitaria», apuntó.

Además, señaló que a pesar de los cuestionamientos, el presidente brasileño «cuenta con el apoyo de gente de las milicias y los evangélicos».

«La caída no es tan simple porque tiene una base de apoyo muy activa que promueve un montón de fake news por las redes sociales», prosiguió.

En ese sentido, aseguró que hay una presión por parte de asociaciones comerciales y de grupos empresariales «para que la gente vuelva al trabajo».

«Bolsonaro va a seguir intentando incentivar que la gente vuelva al trabajo. Un montón de ciudades de Brasil promovieron caravanas para presionar a los gobernadores de las provincias en dirección a una normalidad», agregó.

Por último, sobre el rol de la oposición en Brasil, dijo: «El movimiento progresista en Brasil que cuestiona al neoliberalismo está muy frágil, no tiene una articulación amplia, está muy involucrado con la cuestión electoral pero sin una organización en las bases políticas».

«El campo progresista tiene que repensar y volver a las bases de la organización de la gente, de los barrios, de la territorialidad que está totalmente tomada por el narcotráfico, las milicias y los evangélicos», concluyó.

Fuente: Salvemos Kamchatka – FM La Patriada.

Hacer Comentario