Oscar Laborde, Presidente del Parlamento Mercosur (Parlasur) dialogó con Nicolás Mársico y Luciana Glezer por FM La Patriada, en torno al impulso desde el Parlasur sobre la vacuna del Covid-19, la situación política en Brasil y la posición de Argentina en el Mercosur.

«Lo ha aprobado el Parlasur, y lo estamos extendiendo a los gobiernos. El gobierno argentino está de acuerdo que la patente de esta vacuna sea gratuita», informó Laborde, y consideró que «en este caso sea patrimonio de la humanidad».

Además, caracterizó «inadmisible» que «los pobres se mueran porque no tienen para pagar una vacuna» y que esto es «resistido por las farmacéuticas» que es «la industria más rica del mundo».

«Que sea de bien público, gratuita y universal», sentenció.

Interrogado la posición de Argentina al darse de baja en las negociaciones del Mercosur, catalogó la decisión «buena intensión» y se refirió a «los que quisieron romper el Mercosur» y «ahora se rasgan las vestiduras diciendo que nos vamos».

«No nos vamos a ir. No vamos a hacer lo que ellos quisieron hacer, de romper el Mercosur», dijo y aclaró que «lo que hemos hecho es retirarnos de una mesa de negociación».

En este sentido, explicó que «en una de las mesas, se está tratando un acuerdo con Corea del Sur. La cancillería argentina y el gobierno consideran que no se sabe bien hacia dónde va a ir la crisis en cuanto al comercio internacional».

Por ello, consideró que «si da a la baja, Corea del Sur va a tener un excedente muy importante. Si hacemos un acuerdo de libre comercio en este momento, vamos a ser invadidos por productos coreanos. Es poco lo que tenemos para venderle y es mucho lo que ellos tienen para hacerlo», enfatizó.

Así, se propuso «dar un permitido» para no negociar en conjunto y «permitir que los otros tres países avancen, nos informen y decidimos si nos sumamos o no».

Por otro lado, reflexionó sobre la situación de Brasil y aseveró que «el nivel de crisis política es gigantesco».

«Nadie sabe bien a dónde va Brasil», opinó.

Además, manifestó que hubo un intercambio de mensajes entre el exministro de justicia Sergio Moro y el mandatario brasilero y la exigencia de un cambio en el mando de la Policía Federal de ese país.

«Sergio Moro hizo trascender unos whatsapp que había intercambiado con Bolsonaro», confirmó Laborde.

En esta línea, contó que «el Superior Tribunal Federal está investigando quién financió la actividad de hace ocho días, porque se hizo una movilización pidiendo que se cierre el Congreso».

«por Constitución está prohibido financiar y alentar acciones que atenten contra la democracia», aseveró.

«Podría encontrarse al final del hilo de la negociación a los hijos de Bolsonaro, o al propio Bolsonaro»  y si esto ocurre, «Bolsonaro podría ser destituido», manifestó.

Bolsonaro «ha comprado voluntades en un Congreso que se mostró muy susceptible cuando destituyó a Dilma (Rousseff)», señaló Laborde.

Por otra parte, fue consultado por la crisis económica que atraviesa el país, si es deudora de la crisis del 2008 y si tiene que ver con el desafío financiero de 2001.

En ese sentido, Laborde indicó tres diferencias de aquel momento y ahora «un gobierno con más prestigio, hay recursos que están llegando y movimientos sociales muy arraigados en los barrios», concluyó.

Fuente: No Vuelven Más – FM La Patriada.

Hacer Comentario