Sin Lionel Messi en el plantel, el nuevo técnico prueba ante un equipo de menor jerarquía un esquema extremadamente ofensivo.

La Selección argentina juega su segundo amistoso bajo la conducción técnica de Jorge Sampaoli ante el débil y desconocido Singapur. Frente a un rival mucho más endeble que Brasil, al que en su debut derrotó por 1-0, el flamante técnico tratará de profundizar en los jugadores su idea ofensiva y de ataque constante.

Sin Lionel Messi en la cancha, Sampaoli armó un equipo extremadamente ofensivo, con sólo dos defensores. Emmanuel Mammana y Federico Fazio son los marcadores centrales, con Eduardo Salvio y Marcos Acuña en una versión recargada de laterales-volantes por derecha e izquierda, respectivamente. La formación la completan En el arco está Sandro Guzman; el mediocampo Lucas Biglia, Eduardo Salvio, Marcos Acuña, Papu Gómez, Emanuel Lanzini, Paulo Dybala, Ángel Di María y Joquín Correa

Fuente: página 12

Hacer Comentario