El día 7 de este mes fuí al banco y no ví ningún depósito. De ahí me dirigí al ANSES, cuando llego me dicen que como mi esposo cobraba doscientos (200) pesos por cónyuge, es decir, en un mismo hogar no pueden haber dos beneficios, por eso me retiraron la pensión.
Él no tiene un beneficio de caridad, su jubilación es con aportes. Es la jubilación que le corresponde por haber aportado toda su vida.
Mi marido se compró un auto con el retroactivo que cobro a mitad de año por al jubilación. Se compró un Volkswagen Senda del 95′, no me parece que sea un auto de lujo.
Cuando fuí a reclamar mi pensión al ANSES me dijeron que como mi marido estaba cobrando un beneficio de doscientos pesos, me retiraban la pensión. Leí que en muchos lados decían que eran dos mil pesos, pero no, mi haber mensual era de $4345. Después me mandaron a reclamar a Desarrollo Social, ahí me dijeron lo mismo. Luego fuí a la Defensoria del Pueblo, hice todas las instancias que me dijeron.
Para que acreditar mi condición de discapacidad tuve que presentar exámenes, papeles, etc, todos los requisitos fueron presentados. Todos. Hace uno o dos años tuve que volver a hacer una revisión integral para volver a presentar papeles.
Esta forma tan indiscriminada de quitar las pensiones produce un gran impacto en las personas más débiles, eso puede ser determinante en la salud psíquica de un paciente, eso hace estragos en la salud de uno.
Otra de las cosas que se considera es la vivienda propia, yo pregunto: ¿Con $4345 yo podría alquilar y cubrir mi necesidades básicas?

Fuente: Maldita Suerte – Fm La Patriada

Hacer Comentario